free bootstrap templates

Serie Animada. Capítulo 1 (10 mins)
La Vida que nos merecemos.

"No hay nada más pobre que un rico de Manizales".

. . .

"Los ricos comen muy maluco pero beben muy bueno".
El Sopas.
Esta historia está basada en el cuento “La vida que nos merecemos” del escritor colombiano Gustavo López. Es una sátira a la alta sociedad que vive de apariencias. Está narrado con un lenguaje callejero con humor, una gran carga de cinismo y autocrítica, en el que los personajes dicen todo lo que sienten. Se hará en animación 2D, usando un estilo vertiginosos que va volviéndose un poco más desenfrenado a medida que avanza la noche para representar el estado emocional de los personajes. 

Sinópsis

Dos habitantes de la calle entran sin buscarlo en la casa de una señora de clase media alta venida a menos. Al inicio la irrupción es ofensiva, los hombres atan a la señora, comen todo que encuentran y empiezan a beber sin control. A medida que avanza la noche la señora se integra a la fiesta y terminan juntos en una gran borrachera. Aquí los vagabundos se dan cuenta de que los ricos comen muy maluco pero beben muy bueno y de que no hay nada más pobre que un rico arruinado. 


Personajes principales

Myriam

Myriam es una mujer de cincuenta años conservada y que aún despierta deseos en los hombres, en su cara se le nota un largo recorrido de vida. Myriam fué tácitamente expulsada de la alta sociedad Manizalita con deshonra pues su esposo robó y huyó con los ahorros de cientos de clientes del Banco de Caldas.

El profe

Vagabundo de unos sesenta años, a pesar de su condición de indigente es un personaje educado, aunque su mente no conecta coherentemente ya ese conocimiento. Fué profesor universitario antes de vivir en las calles. Vive obsesionado con artículos de los periódicos, los cuales recorta y guarda con recelo en una carpeta sucia.

El sopas

Vagabundo de unos veinticinco años, analfabeta y bisexual. Escapeo de niño de su casa, ha vivido casi siempre en las calles. De temperamento explosivo y volátil. Puede pasar de la euforia a la ira en un instante.

Locaciones

Guión

1.1. Ext. / Noche - Callejón


En un callejón abandonado se ven unas sombras iluminadas por una fogata. Se oyen carcajadas. EL PROFE (60) rota una colilla de bazuco, tose y recibe una botella de alcohol etílico de la que da un gran sorbo. Mira a la cámara y hace un gesto de espanto, suelta una carcajada y le pasa la botella al SOPAS (25, quien da una fumada a la colilla, la rota y se dan un trago largo atorándose de la risa. 


EL PROFE (riéndose)

Te acordás la cara de susto que puso cuando nos vió todos sucios y encostalados, sin saber qué hacer con nosotros.



2.1. Int. / Atardecer - Sala


EL SOPAS (V.O entre carcajadas)

Y nosotros que íbamos era dizque a pedirle periódicos o cualesquier cosita, cuando esa cucha abre la puerta y tenga el papayazo.


MYRIAN (52), mujer adulta aún conservada y deseable, a quien se le nota que tiene un largo recorrido de vida, está vestida con lencería sexy y cubierta con una bata de seda, está parada en la puerta de su habitación con cara de perplejidad al ver al Profe y al Sopas, dos gamines mugrosos, parados frente a ella en medio de la elegante sala.


Flash back. SUENA EL TIMBRE. Myrian abre sin mirar y camina contoneándose por la sala en dirección a su habitación, los gamines se miran, entran y la siguen. Myrian se voltea y los vé en la sala. Close up a la cara de susto de Myrian. El tiempo se congela un instante. 


Avanzan lentamente hacia ella, observando a su alrededor y la agarran, el Sopas le tapa la boca con su mano sucia y la sienta con fuerza en una silla.


EL SOPAS

Siéntese señora, siéntese que nada le va a pasar, acomódese no más mientras echamos una miradita que no todos los días uno tiene la oportunidad de conocer una casa tan bonita. 


Myrian jadea asustada y con asco, tiene los ojos muy abiertos y mira en todas las direcciones. El Profe saca una cabuya de su costal y amarran a Myrian a la silla.


EL SOPAS (riéndo)

A esta cucha se le van a salir los ojos si sigue mirando así.


El Sopas saca del bolsillo de la chaqueta una media suya y se la pone en la boca a Myrian, quien trata de gritar y de resistirse. Mientras tanto el Profe va a la cocina mirado que no hubiera nadie más en la casa.



2.4. Int. / Noche - Cocina


El profe revisa las alacenas y la nevera


EL PROFE

Aquí como que no hay nadie, pero apurémosle pues porque en esto mínimo llega la empleada, o el chofer o el marido con los niños a ver que les hizo la mamá de comer, y que la familia feliz, y que no se qué. Entonces voy a ver que hay por ahí porque que filo que está haciendo hemano, uno a estas horas y sin desayunar ni almorzar ni nada. Y hay que apurarse porque uno será pobre y arrancado en esta vida, pero no pendejo como para dar papaya, para que lo maten por ahí como vulgar robagallinas.


En ese momento suena un grito y el Profe sale corriendo a la sala asustado.



2.5. Int. / Noche - Sala 


El Profe llega a la sala corriendo agitado. Suena un grito de un vallenatero y comienza la canción. El Sopas está subiéndole el volumen al equipo de sonido y mira al Profe con cara de contento, mostrando su boca negra desdentada, con una botella de whisky en la mano. 


EL SOPAS

Eeeehhhhhh!!!!!!


El Profe se le acerca furioso.


 EL PROFE

Vos sos animal o qué? Querés que todo el mundo se de cuenta de que estamos aquí?


EL SOPAS

Fresco Profe, no se ponga así, mándese un chorro mejor.


El Profe agarra la botella con rabia, lo mira con ira y se da un trago largo.


EL PROFE

Aaaaagggggg ju-e-pu-ta, el primero siempre entra en reversa, o no Sopas?


El Profe sacude la cabeza con fuerza, los dos se ríen, el Sopas le arrebata la botella y se da un trago largo. El Profe va al equipo y luego de varios intentos logra bajar el volumen.



1.2. Int. / Noche - Cocina


Los dos se van abrazados a la cocina bebiendo whisky. El Profe se encuentra unos cigarrillos en una mesa y prende uno. El Sopas corre al lavaplatos donde encuentra un frasco con un líquido rojo y empieza a tomar. Voltea a mirar al Profe y empiezan a salirle burbujas de la boca y la nariz. El Profe agarra el frasco y se tira al piso de la risa.  


EL PROFE (entre carcajadas)

Uy Sopas, usted si es muy bruto, eso es detergente con sabor a frutas, pero como nunca aprendiste a leer. Tomese un chorro pa que se le pase.


El Sopas escupe todo en el lavaplatos, abre el grifo y toma agua y escupe. El Profe se levanta y abre la nevera. El Sopas va por la botella que el Profe dejó en el piso y se toma casi un cuarto. El Profe explora el contenido de la nevera, saca un queso azul, lo huele, hace mala cara, lo va a probar pero el Sopas lo detiene.


EL SOPAS

Uy que asco, usted puede que sepa leer pero como se va a comer esa cosa llena de hongos, eso debe estar pasado.


El Profe lo mira, le da un mordisco y lo escupe de inmediato.


EL PROFE

Gas, que porquería, esto sabe peor que la pecueca suya.


El Sopas se echa a reír sin contención. El Profe sigue escupiendo, toma un trago largo de la botella, saca de su abrigo una colilla de bazuco, la prende, el Sopas se la quita, el Profe sigue explorando la alacena. Abren una lata de salchichas Viena y se la devoran sentados en el piso pasandola con lo que les queda de whisky. Sacaron una lata de salmón finlandés que abrieron con una navaja.


El SOPAS

Oíste y es que no hay ni pan para pasar esta cosa?


EL PROFE

No parcero, nada, no encontré, pailas toco comérselo así.


EL SOPAS

Uy Profe pero es que eso así no se lo come es nadie.


Dejan la lata de salmón a la mitad y abren una lata de mejillones que prueban, desaprueban y dejan intacta. Abren un frasco de mostaza Dijon y haciendo muecas se pasan la mano por la lengua para quitarse el sabor de la boca. 


EL PROFE

Oíste Sopas, estos ricos si comen muy maluco.


EL SOPAS (medio borracho)

Pero beben muy bueno.


El Sopas toma whisky, el Profe prende el último pedazo del bazuco, se prenden un cigarrillo cada uno pero se ven ridículos fumando esos cigarrillos largos y delgados. Hacen bromas imitando a las actrices de cine al fumar. 


EL PROFE

Ve, y qué será de la cucha, pobrecita chupandose esa pecueca suya.


Ambos ríen, se levantan y van a la sala tambaleándose con la botella en la mano, dejando todo en desorden tras de sí.



3.2. Int. / Noche - Sala 


Myrian sigue muy asustada. El Profe le quita la media de la boca, la huele, pone cara de asco, se la pasa al Sopas, éste la huele, le parece normal, se la guarda en el bolsillo de la chaqueta. 


MYRIAN (respirando con dificultad)

No me hagan nada, se los ruego. Yo estoy sola, esperaba a alguien pero no vino.


El Profe le responde casi que con afecto y le pasa el brazo por encima del hombro.


EL PROFE

Madrecita, no se preocupe, nosotros (se toma el último trago de whisky), somos gente bien. Pobres, pero a lo bien. 


El Sopas busca otra botella en el bar sin saber bien cuales son los licores que allí hay. Toma una botella de apariencia barroca. Le da a Myriam el primer trago. Ella mira con cara de asco, pero con miedo, respira profundo y se da un sorbo. El Profe la abraza y la suelta un poco. PP boca sucia y a los ojos de ella con mirada de asco. Eructa.


EL PROFE

Mi señora, sabe cómo nos llama la gente de bien? (Myrian niega con la cabeza). Desechables.


MYRIAN

Desechables?


EL PROFE

Sabe usted lo que es un desechable? Es una masa de carne vieja, huesos, sudor y mugre que se tira porque ya no da para más. Como si con el pañal que cagó el bebé botáramos al bebé. Desechable yo que vivo bajo un puente que costó más que esta casa, que fue inaugurado por el presidente y bendecido por el señor obispo? Dígame señora, esta casa la inauguró el presidente? y la bendijo el obispo? si ve!


A cada pregunta Myrian niega con la cabeza mientras que el Sopas se ríe y toma whisky. El Sopas enciende un habano que encuentra.


EL SOPAS

Ahí donde usté lo ve todo mugroso, el Profe es un mancito bien leído, antes de ser ñero era profesor de la universidad, pero de puro garoso y bazuquero cayó al parche y paila. A ver, pregúntele lo que quiera.


El Sopas le trae una carpeta llena de anotaciones y recortes de revistas y periódicos, la abre y se la muestra a Myrian.


EL SOPAS

Vea, el hombre va recortando de las revistas artículos raros y después se queda leyéndolos y hablando solo o a veces arranca a discutir y a manotear con el periódico. Por eso será que está tan loco. 


El Profe lanza una sonrisa cómplice y asiente con la cabeza, dando una larga fumada a un puro que acaba de encender. Myrian mira constantemente hacia el bar. El Sopas la mira medio molesto.


EL SOPAS

Qué? Qué es lo que quiere?


MYRIAN

Me puede soltar las cuerdas? Es que me aprietan las muñecas.


EL PROFE

Soltáselas Sopas


El Sopas la suelta


MYRIAN

Me puedo servir un vodka?


EL PROFE

Y por qué le gusta ese y no éste?


MYRIAN

Porque los licores blancos dan menos resaca


EL PROFE

Huy resaca.. Esa no me la sabía yo, tenelo en cuenta Sopas para que de ahora en adelante sólo tomemos vodka.


Myrian se sirve un trago de vodka en un vaso de cristal, coge un cigarrillo, lo enciende, toma un cenicero, se sienta en el sofá cruzando las piernas y se toma otro trago largo, bebe y fuma compulsivamente.


EL PROFE

Dígame un cosa señora, y su marido?


MYRIAN (ya más tranquila)

Ese tal por cual me dejó. Bueno, se voló con una plata que le tumbó a medio Manizales. Era gerente del Banco de Caldas y cuando el banco comenzó a tener problemas financieros, el desgraciado alzó vuelo. La gente prefirió mirar para otro lado y hacerse a la idea de que el dinero se perdió. La investigación, claro, fue exhaustiva pero nunca llevó a nada. Esta sociedad piensa que es mejor perder la plata que arriesgar el linaje y todos tan tranquilos que así se arreglan las cosas entre la gente bien. Hoy es él, mañana pueden ser ellos.


EL PROFE (serio)

Dígame una cosa señora, cuál es la gente bien?


Myrian alza los hombros y hace un gesto de no saber la respuesta. Todos ríen levemente y hay un silencio meditativo.


EL SOPAS

Y los hijos?


MYRIAN

La hija vive en Miami, se casó con un cubano.


EL SOPAS

Y no tiene sirvienta?


MYRIAN

Por días, con la plata que me manda mi hija solo me da sino para pagar una muchacha por días.


EL SOPAS

O sea que usted vive en este caserón sola.


El Profe la mira como con deseo.


MYRIAN

Sola no, si precisamente estaba esperando a unas amigas para jugar cartas.


EL PROFE

Si? No jodás! de manera que usted recibe a sus amigas en esas fachas? Nosotros que pensamos que estaba esperando un mancito.


Myrian baja los ojos con vergüenza.


EL SOPAS (en tono de reclamo)

Y es que nosotros no le servimos o qué?


EL PROFE

Qué va Sopas, no vengas a dartelas acá de macho que lo tuyo son los muchachitos.


EL SOPAS (blandiendo la botella)

Y eso a vos que te importa, sapo.


El Profe le agarra el brazo y le soba el cabello con ternura.


EL PROFE

Ya fresco parcero, no ve que la estamos pasando bueno y mejor seguir así sin tropel. (A Myrian) Cierto que la estamos pasando bueno? Ve y no tenés nada para darte en la torre? Porque ustedes los ricos siempre tienen de esas porquerías.


Myrian ya se ha tomado media botella de vodka, va derecho hasta el bar y de un cofre saca un cigarrillo de marihuana. Lo prende, fuma profundo y resignada se lo pasa al Profe, quien se lo entrega al Sopas para que se calme, este lo coge entre el dedo pulgar e índice y fuma hasta quedar sin aire, retiene el humo y tose atorado soltando la bocanada, se lo pasa al Profe quien hace lo mismo. Todos ríen.


EL PROFE

Claro que yo esperaba que usted sacara otra cosa, por que esto será para pobres como nosotros, pero un rico debe tener cositas más finas.


MYRIAN

Usted lo que quiere es perico?


EL PROFE

Eso, un pasecito no más.


Myrian suspira arrepentida de haber cedido tanto.


MYRIAN

Y yo que soy pues, la boba del síndrome de Estocolmo?


EL PROFE (alzando la voz)

Boba? Usted de boba no tiene nada mijita, pase pues el perico que ya me estoy es emputando.


El Profe va hacia el bar y empieza a tirar todo al piso. Myrian le señala una cajita musical.


MYRIAN

Vea Profe, ahí.


EL SOPAS

Uy le dijo Profe, si ve, ya son amiguitos. Y yo como me llamo pues?


MYRIAN (fuerte)

Él es el Profe, usted es Sopas.. y yo soy Myrian por si no sabían par de hijueputas.


EL PROFE

Vea pues, ya nos ganamos un madrazo, eso sí merece un chorro y un pase. 


Todos hacen fila y se dan un pase, cada uno a su manera.



1.4.1 Ext. / Noche - Callejón


CHILINDRINA

   ¿De manera pues que ustedes no fueron capaces de comerse a la vieja? 


DIABLO

Vea pues, mi dios le da palo al que no tiene dientes. Si a mi me llega a tocar, me tiro a la vieja y la mato, porque esos ricos son muy canallas y luego no descansan hasta que no le hagan venganza a uno. Yo sí la mato y me robo lo que más puedo. Esto es todos contra todos.


EL PROFE


Pues sabe que sí, Diablo, yo también pienso lo mismo. Ya estábamos muy borrachos y empericados, cuando me voy para el baño y al volver encuentro al Sopas como un zombie mirando la televisión y a la vieja que estaba en el teléfono haciendo una llamada. Yo me le fui y me imaginé que estaba llamando a la policía. Traidora, le dije, ¿a quién llamás?



5.1.0. Int. / Noche - Corredor


MYRIAN


No solo estaba llamando a la licorera a pedir más trago.


EL PROFE


Vos si sos bobita Myrian. ¿Pensás que yo nací ayer o qué? Mirá ese bar lleno de trago.


MYRIAN


Pero si se acabó el vodka.


EL PROFE


Qué vodka ni que vodka, mis calzones, vos estabas llamando a la policía.


Y yo que pensaba que me había conseguido una amiga de la jai. ¿Sabes qué le hacemos a los sapos? Los estripamos.



1.5 Ext. / Noche - Callejón


EL PROFE


Y cogí la misma cuerda del teléfono y la jalé y se la enredé en el cuello y le di tres vueltas y comencé a tirar fuerte hasta que los pies se levantaron del suelo y se puso lívida la vieja y sacaba la lengua que apenas le bailaba y yo apretaba la cuerda hasta que la lengua se aquietó y entonces se dejó caer contra mí, livianita y ahora sí se le salieron los ojos y se puso toda morada que aunque le solté la cuerda no recompuso el color y entonces la acosté en el sofá y todo el cuerpo se le fue poniendo pálido primero y después volvió a amoratarse y hasta ahí llegó la vieja.


TODOS (abriendo ojos y bocas)


¿la mataron?


CHILINDRINA


Pobre vieja, la pusieron a chupar gladiolo.


El sopas no deja de mirar al profe de manera estupefacta.



5.0. Int. / Noche - Corredor (Flashback de antes del Profe ir al baño) 


EL PROFE


Dígame, señora, ¿Después de que la dejó su marido no se volvió a casar?


MYRIAN


¿A casar? No. Primero porque pueblo chiquito infierno grande y me tocó sobrellevar la deshonra del escándalo, y segundo porque los hombres son todos una mierda.


EL SOPAS


Es lo que yo digo. 


MYRIAN


Salí con varios manes, pero a una sólo le queda el recurso de enredarse con la rosca ínfima de los hombres casaderos de la sociedad. Pura pantomima y apariencia. Apenas se acuestan con una salen ufanados a contarles a sus amigotes del club y, claro, la puta es una. 


EL SOPAS


Los ricos sí son muy complicados (se da otro pase).


MYRIAN


Complicados sí, pero ¿ricos?, quién sabe, no hay nada más pobre que un rico de Manizales.



El Profe se ríe y va al baño mientras repite la frase “no hay nada más pobre que un rico de Manizales” 


El Sopas descubre un televisor en un lado de la sala, lo prende, canalea, se detiene en un canal porno y toma whisky.


Myrian se dirige hacia el teléfono.



5.1.1 Int. / Noche - Corredor


Myrian habla con alguien por teléfono. Llega el Profe con sonrisa macabra.


EL PROFE


Traidora, ¿A quién llamás?


Myrian suelta el teléfono y balbucea.


MYRIAN


No, yo sólo estaba llamando a la licorera a pedir más trago.


EL PROFE


Vos si sos bobita Myrian, ¿Pensás que nací ayer, o qué? Mirá ese bar lleno de trago.


MYRIAN


Pero si se acabó el vodka.


EL PROFE


¿Se acabó el vodka? Mucho cuidado mija.

Sopas, ¿vos es que sos bobo o qué? Me descuido y la dejás hacer lo que quiera. ¿Y si estuviera llamando a la policía? ¡Sopas! El Sopas volteó a mirar al par con ojos cuadrados y saltones. No más vodka para nadie., se jarta lo que hay aquí o se toman mis orines. Oíste Myrian.


MYRIAN


Sí Profe, lo que digas, cálmate Profe, cálmate.

 

EL SOPAS


Mejor tomate otro (le acerca el whisky).



Los tres toman de la misma botella. 



5.3. Int. / Casa - Sala


El Profe va hasta el bar y mira las botellas que hay, quedan pocas, no hay vodka. Toma una botella de ron, se da un gran trago, pone cara de molestia.


EL PROFE (a Myrian en tono mandón)


Poné música. ¿Tenés algo de las Hermanitas Padilla?


MYRIAN


¿Te gustan? A mi también.


Va hasta el equipo, saca un disco de “Lo mejor de las Hermanitas Padilla”. Suena una canción (qué dirán los de tu casa…). Myrian canta y baila, le quita la botella al Profe, se da un trago y la sostiene como si fuera un micrófono. Se sienta en el sofá, clava su cabeza en el pecho y se pone a roncar.


El Profe va hacia Myrian, le quita suavemente la botella y se recuesta en la puerta que da al patio. 


Amanece.


6.1. Int. / Amanecer - Sala


El Sopas cabecea en un sofá.


El Profe busca la cartera de Myrian, hay $50.000, toma $30.000


El Profe encuentra una cobija, se la pone a Myrian. La mira dormir.


El Profe despierta al Sopas sin hacer ruido. El Sopas se levanta tambaleando y lo sigue hasta la puerta de la casa y salen.

  


1.6. Ext. / Noche - Callejón


El Profe y el Sopas solos, se acuestan a dormir.


EL SOPAS


Profe, profe ¿Será que en estos días podemos volver a visitar a la señora?


EL PROFE


Seguro Sopitas, en estos días vamos a volver a visitar a Myrian.


EL SOPAS


Profe, ¿Me vas a enseñar a leer?


EL PROFE


Dormite ya que mañana hay que levantarse a buscar el desayuno.


FIN


Tratamiento de Color

Día. Inicia con una imagen muy iluminada, casa de paredes blanca de Myriam,  es obvio el contraste entre los dos indigentes sucios y casi monocromáticos y la casa impecable y el color saurado del atuendo de Myriam. La línea que define a los personajes es limpia y definida.

Atardecer, entra una luz amarilla muy fuerte por entre las persianas semicerradas, la sala tiene colores saturados, las formas y las líneas que definen a los personajes y objetos se hacen cada vez menos sólidas, menos definidas,

Noche, las formas se mezclan, los entornos se desdibujan, los objetos empiezan a ser manchas de colores, los límites se pierden, en la oscuridad y borrachera todos se confunden, todos son iguales.

Callejon fogata. Oscuridad, ya no hay límites ni lineas que definan formas, la luz del fuego deja ver unos ojos humanos con miradas de desesperanza..


El Sopas. Animation test.